CONFIGURACIÓN DE COOKIES

Esta página web utiliza cookies para ayudar a analizar el uso que hacen los usuarios del Sitio Web y optimizar su uso así como cookies necesarias para el correcto funcionamiento del Sitio Web.


Cookies necesarias

Se trata de cookies propias que al ser necesarias para el normal funcionaciento del Sitio Web siempre se almacenan.

+ información


Cookies de analítica

Utilizamos cookies de terceros para analizar el uso que haces de nuestro Sitio Web. La información se recoge de forma anónima. Al no ser necesarias para el funcionamiento del Sitio Web puedes optar por no aceptarlas.

+ información


Cookies de publicidad

Utilizamos Google Maps para mostrar el mapa de ubicación de las tiendas. La utilización de Google Maps genera diferentes cookies que se utilizan para mostrarte contenidos que puedan ser de tu interés.

+ información


Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar y mejorar la navegación de los usuarios en nuestro sitio web siempre y cuando lo consientas expresamente aceptando este mensaje.

Puedes leer más sobre nuestra política de cookies.

CONSEJO

HIDRATARSE EN DÍAS CALUROSOS

Foto 1

Esta es una época del año en la que la hidratación juega un papel muy importante para el correcto mantenimiento de nuestra salud. Por ellos es importante seguir ciertas recomendaciones:

  •  No esperar a tener sed para beber: Es importante beber a lo largo del día y más si hace mucho calor.
  • Beber entre 2 y 2,5 litros de agua, infusiones, caldos de verduras a lo largo del día.
  • Si vamos a practicar ejercicio es muy importante hidratarse antes, durante y después del mismo. Además, es aconsejable no practicar ejercicio en las horas centrales del día.

Síntomas de la deshidratación:

  • Sed.
  • Sequedad de mucosas.
  • Sequedad de la piel: para comprobarlo podemos coger un pellizco en la piel del brazo. Si la forma de este permanece o la piel tarda en volver a su sitio será una indicación de la deshidratación.
  • Orinar poco a lo largo del día.

Si notamos alguno de estos síntomas debemos empezar a consumir líquidos (agua fundamentalmente).

Las frutas también son una fuente importante de agua por lo que no debemos descudidar su consumo.