Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar y mejorar la navegación de los usuarios en nuestro sitio web
así como para ofrecer publicidad de interés siempre y cuando lo consientas expresamente aceptando este mensaje.
Puedes leer más sobre nuestra política de cookies.

NOTICIAS

PROTEGER NUESTRA PIEL - LLEGA EL VERANO

Foto 1

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano, cubre una superficie aproximada de 2 m2 y puede pesar hasta 10 Kg. Una de sus principales funciones es la de protegernos frente el medio externo como, por ejemplo, la radiación ultravioleta de los rayos del sol y, es por ello, que debemos cuidarla como es debido.

El protector o bloqueador solar es un producto que disminuye el riesgo de quemaduras ocasionadas por la exposición al sol. Este producto tiene varias presentaciones como crema, aceite, gel y aerosol.

Con el comienzo de la temporada de sol, es recomendable ponerse, bien a primera hora o bien a última del día, a tomar “baños de sol” sin apenas protección durante unos 10-15 minutos (excepto aquellas personas con problemas de piel serios como pueden ser melanomas, carcinomas basocelulares...etc) y durante las  horas centrales del día evitaremos la exposición al mismo y siempre usaremos crema con elevada protección solar.

En cuanto a nuestra alimentación,  los alimentos que tienen una cantidad destacada de Vitamina D se encuentran los pescados azules y la yema de los huevos y como siempre se aconseja practicar ejercicio de forma habitual.

PROTECCIÓN PARA LOS BEBÉS y NIÑOS

Debemos proteger la piel de los niños de los dañinos rayos ultravioleta (UV) siempre que estos estén al aire libre. Proteger su piel a la exposición solar durante la infancia disminuirá el riesgo de padecer cáncer de piel. 5 consejos a tener en cuenta:

  • Si nuestro bebé tiene menos de 6 meses NO lo expondremos directamente al sol.
  • Los paseos diarios con nuestro bebé (para que este sintetice la vitamina D) los haremos antes de las once de la mañana o después de las cuatro de la tarde.
  • Sea cual sea la edad de nuestro peque, evitaremos la exposición durante las horas centrales del día
  • Vestir al niño con prendas frescas, a poder ser de algodón, y siempre cubrir su cabeza con un gorro.
  • Aplicar crema con un factor de protección solar o FPS que proteja contra los rayos UVA y UVB y no limitarla a cuando el niño esté en contacto con el sol. Aplicaremos también crema al niño cuando este se encuentre a la sombra, e incluso en los días nublados.