CONFIGURACIÓN DE COOKIES

Esta página web utiliza cookies para ayudar a analizar el uso que hacen los usuarios del Sitio Web y optimizar su uso así como cookies necesarias para el correcto funcionamiento del Sitio Web.


Cookies necesarias

Se trata de cookies propias que al ser necesarias para el normal funcionaciento del Sitio Web siempre se almacenan.

+ información


Cookies de analítica

Utilizamos cookies de terceros para analizar el uso que haces de nuestro Sitio Web. La información se recoge de forma anónima. Al no ser necesarias para el funcionamiento del Sitio Web puedes optar por no aceptarlas.

+ información


Cookies de publicidad

Utilizamos Google Maps para mostrar el mapa de ubicación de las tiendas. La utilización de Google Maps genera diferentes cookies que se utilizan para mostrarte contenidos que puedan ser de tu interés.

+ información


Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar y mejorar la navegación de los usuarios en nuestro sitio web siempre y cuando lo consientas expresamente aceptando este mensaje.

Puedes leer más sobre nuestra política de cookies.

NOTICIA

SUPER AMARA CON EL PROYECTO DRAVETZARI TRABAJANDO POR LA CULTURA INCLUSIVA

Foto 1

DravetTzari, proyecto de cultura inclusiva desarrollado por Gero Axular, quiere poner en valor las posibilidades de la cultura vasca como herramienta de transformación social.


DravetTzari es una dantzari de 15 años que desde hace años participa en las actividades de Gero Axular. En ocasiones lo hace bailando y cantando apoyada por sus otros compañeros dantzaris; otras veces, en sus días no tan buenos, participa desde su silla de ruedas, incluso en sus días malos, lo tiene que hacer desde una cama del hospital y ver a sus compañeros desde el móvil. 

Ella tiene uno de los síndromes epilépticos más graves que existe: tiene crisis epilépticas no controladas, afectación cognitiva severa y trastornos en la marcha.

Con este proyecto de cultura inclusiva, recibe mejoras en su motricidad a través del baile, normalización de su vida, compañerismo y empatía, y nos regala una sonrisa y una capacidad de superación que nos enseña el valor del esfuerzo.

DravetTzari hacer especial hincapié en la diseminación y empoderamiento de la red familiar y social cercana a las y los afectados con el objetivo de incrementar los apoyos a los cuidadores principales (en más del 90 % el peso de los cuidados recae en mujeres).

Gero Axular:

En el año 2004, un grupo de padres y madres de Axular Lizeoa (Donostia) creó GERO, con la intención de avanzar un poco más en el ámbito de la euskal dantza. El grupo es consciente de que el objetivo no debe ser únicamente guardar y cuidar de nuestra cultura, sino trabajarla y dar pasos hacia adelante. Fruto de ello son los ocho espectáculos originales que han puesto en marcha hasta ahora: Sasi artean, Lamien basoa, Talaia, Xereta, Argizaiola, Itzal galdua, Agorrila e Higa. Han sido creados para actualizar nuestros bailes, adornándolos con otras músicas, pintándolos con luces y mimándolos con técnicas e instrumentos actuales, logrando así unas obras atractivas, modernas y emocionantes.

En GERO, además de aprender a bailar y a valorar nuestro acervo cultural, se trabaja la conciencia cultural en sentido amplio, con la puesta en valor de nuestra historia, patrimonio, rituales, valores y visión del mundo, pero valorando igualmente otras culturas, músicas, bailes, costumbres y puntos de vista. En GERO se trabaja la sensibilidad hacia las artes en general, y las artes populares en particular; el interés por la historia; la apreciación de las indumentarias y trajes; la reflexión sobre el papel de la cultura tradicional en el mundo contemporáneo, etc.

Una de las líneas de trabajo que ha caracterizado la vocación de GERO es la de su compromiso con las personas afectadas de lo que se denominan “enfermedades raras” y sus familias. También la colaboración con agentes que trabajan con colectivos en riesgo de exclusión social o socialmente excluidos trabajando en favor de la integración plena de los niños y jóvenes afectados. De esta manera logran implicar a todos los dantzaris, sin importar su capacidad, en un proyecto común y compartido e incorporando con naturalidad en la vida cotidiana del grupo a las personas en situación de inferioridad.